Trata de Personas con fines de Explotación Sexual

La trata de personas con fines de explotación sexual constituye una de las peores formas de sometimiento humano y resulta una nueva forma de esclavitud.

Conforme ha expuesto la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo existen aproximadamente 4,5 millones de mujeres, niños y niñas víctimas de
explotación sexual, lo que representa el 96% de las víctimas. A su vez, la trata con fines de explotación sexual genera ganancias ilegales del orden de U$S 99.000
millones anuales.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la problemática se manifiesta principalmente a través de la explotación sexual de mujeres realizadas en prostíbulos encubiertos. En la actualidad la trata de personas es un modo de abastecer algunos nichos productivos con mano de obra a un costo muy bajo, con base en el aspecto fundamental que la caracteriza de la no voluntariedad y la existencia de una coacción. En el caso de la trata sexual, sobresale el componente de género, que remite a la relación de desigualdad estructural y violencia a que han sido sometidas históricamente las mujeres y sus cuerpos.

En ese sentido, la investigación tiene por objetivos:

  • Realizar una aproximación sobre el alcance de la trata de personas con fines de explotación sexual en el territorio de la Ciudad de Buenos Aires, y
  • Efectuar un análisis crítico del abordaje de las diferentes áreas de gobierno responsables por la detección, prevención, asistencia a las víctimas y persecución a los autores de los delitos. A partir de un diagnóstico certero, se pretende generar el debate que permita elaborar propuestas innovadoras para poder así abordar la problemática de la trata de personas con fines de explotación sexual desde un punto de vista integral.

A fin de cumplir dichos objetivos, se han llevado a cabo en los últimos meses entrevistas de carácter exploratorio con diversos actores clave, entre ellos representantes de organizaciones de la sociedad civil, autoridades de organismos públicos, miembros del Poder Judicial y Ministerio Público Fiscal. De igual manera, se cursaron oficios a organismos del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la Nación, con el objeto de recabar información fehaciente que permitan obtener indicadores sobre el nivel de cumplimiento de las obligaciones estatales relativas a la trata de personas, en particular con respecto a la asistencia integral a sus víctimas y a la investigación y persecución penal de los responsables.