El derecho internacional ha asumido la gravedad de este problema y ha consagrado el derecho de las mujeres a vivir libres de violencia y lo ha establecido como un desafío prioritario por la comunidad internacional y también por nuestro marco normativo interno.

Entre los factores asociados a un mayor riesgo de ser víctima de violencia de género figuran un bajo nivel de instrucción, el hecho de haber estado expuestas a escenas de violencia entre los progenitores, el maltrato durante la infancia, actitudes de aceptación de la violencia y las desigualdades de género

Leer Mas